Actualidad

Universidad-Empresa. ¿Se puede romper el mito? Iniciativa Emprendedora

Parece que sí. Que hay iniciativas dispuestas a revertir la idea de que hay un abismo entre la empresa y donde se forman los futuros profesionales. Que la formación es teórica, que no se manchan las manos.

2015-10-27 19.42.46 (800x593)Una de esas iniciativas es Iniciativa Emprendedora de la EOI. El objetivo es fomentar el espíritu emprendedor entre los estudiantes universitarios. Ayudarles a enfocar su futuro profesional por la vía de generar y apostar por sus propios modelos de negocio.

Hemos estado en la Universidad de Alcalá de Henares (estudiantes fundamentalmente de Negocios Internacionales, Economía, Empresariales…) y en la Universidad  Miguel Hernández, donde la representación de estudios de las ciencias de la salud era mayoritaria. Cerca de 50 alumnos que trabajaban por grupos en un modelo que ellos mismos habían decidido.

Sin su intensidad y su involucración es complicado estar 12 horas trabajando en innovación. Y decimos trabajando, porque creemos que la innovación no se enseña, se aprende cuando tienes un problema que resolver. Un problema como la generación de tu modelo de negocio. Ese fue nuestro lema. Podemos sistematizar alguna de las partes del proceso, pero hasta que no te enfrentes a un cliente y le tengas que mirar al los ojos, no sentirás que debes innovar.

Iniciativa Emprendedora EOI

Iniciativa Emprendedora Univ. Miguel Hernández

Dicho y hecho. Después de una jornada de trabajo con hipótesis, salieron a la calle. Al contacto con el cliente. Tuvieron que buscar posibles clientes que respondieran al perfil que ellos habían diseñado como MI CLIENTE. Debían buscar que le desmontaran sus hipótesis y le ayudarán a conocer de verdad sus problemas.

Fueron los momentos más intensos, los que mejores caras vimos. Saben que han roto una barrera: la de emprender de laboratorio y han entrado en la sala de la realidad. El cliente ya no asusta, ya saben que hay que escucharle, una y otra vez. Hasta dar con lo que resuelve su problema.

Pero nos gustaría ir un poco más allá y analizar algunas preguntas que lanzamos cuando acabamos el módulo.

  • Un 65% no sabían muy bien a qué se enfrentaban al oir hablar de innovación. ¿Habría que concienciar más en etapas anteriores?
  • No sabían que emprender lleva un proceso y no sabían estructurarlo en sus etapas iniciales uno de cada tres universitarios.
  • En cuanto a las posibilidades de que acaben siendo emprendedores, un 45% no tienen ninguna duda de que lo serán.

¿Os imagináis que ese porcentaje se consolidara y casi de la mitad de los universitarios saliera una empresa?