BLOG

¿Y de profesión?

¿Tiene sentido hablar de profesiones? ¿Habrá profesiones de futuro? ¿Cuánto recorrido tienen las de ahora?

Vayamos por partes. Tampoco quiero ser un iconoclasta y destrozar cualquier estatus actual por el hecho de ser precisamente eso, actual. Seguirá habiendo profesiones, pero creo que sólo subsistirán las vocacionales: médico/a, enfermero/a, profesor/a, periodista…

Sin embargo, si miramos 20 años atrás veremos que cualquiera de las profesiones de entonces están perdiendo su sentido en el escenario en que el nos vamos a mover. Un economista, un licenciado en derecho, un geográfo… Cualquiera de esos profesionales están en una reinvención permanente y desempeñando trabajos que seguramente ni siquiera imaginaban cuando estaban estudiando o en sus primeros años de desempeño profesional.

Casi seguro, los que hoy están en activo, han pasado por procesos de formación, de reciclaje, de transformación en definitiva. Son conscientes de la inestabilidad e incertidumbre de sus puestos. Inestabilidad e incertidumbre no solo contractual, sino del propio desempeño. ¿Cuánto tiempo van a estar haciendo lo mismo que hacen hoy?

Cuando tenía 16 años y pensaba sobre qué carrera quería hacer, la opción de Ciencias Exactas estaba destinada a aquellos que querían ser profesores y se hablaba de las pocas salidas que tenía. Hoy, un matemático es una de las figuras más cotizadas por el efecto del Big Data en la empresa. Pero necesitará además conocimiento de programación y alguna que otra skill más.

Como este podemos encontrar cientos de ejemplos, como los periodistas que necesitan complementar su conocimiento con nuevas habilidades: entornos multimedia, digitales, investigación. En definitiva, la universidad no te garantiza practicamente nada, salvo el arranque.

Más que hablar de profesiones, podemos entonces hablar de áreas o familias profesionales como hace el WEF. Y se puede ver que algunas tienen tendencia al crecimiento (arquitectura, ingenieria, computación, matemáticas, gestión, finanzas…)

Leyendo a la directora de la revista Harvard Business Review me quedé dando muchas vueltas a una respuesta sobre la distancia que hay entre empresa y universidad

 “El problema es que nadie se está dedicando a rellenar esa brecha. Nadie está diciendo claro cuáles son las habilidades que sirven para encajar en el nuevo escenario laboral ni se está enfocando en el desarrollo de esas capacidades. Alguien tiene que definir ese conocimiento. En Estados Unidos, durante generaciones, las empresas han trabajado conjuntamente con las universidades para identificar y construir las habilidades. Buen ejemplo de ello es la industria energética, que desarrollaba el tipo de ingenierías que se requerían en cada momento. Durante la crisis, las inversiones de la industria se redujeron drásticamente. Ahí se empezó a generar la brecha”

Blanco y en botella. La universidad no está sabiendo desarrollar el futuro, ni en conocimientos ni en habilidades. El conocimiento me preocupa menos, pero que no se forme en skills es más peligroso. Y cogiendo otra frase de Amy Bernstein

El rol más importante de la Universidad es inculcar la curiosidad por seguir aprendiendo toda la vida

Habrá que prestar por tanto más importancia a las skills y la disrupción que provocará en los entornos de trabajo. ¿Cómo formarse en skills? Ese es el gran reto. La universidad no lo hace y a la empresa no todo el mundo llega.

Me gusta esta tabla del WEF donde compara las habilidades más importantes en 2015 con las que se necesitarán en 2020. ¡Son sólo 5 años!

Es decir, si los puestos estarán condicionados por las Skills, y éstas cambian y evolucionan cada cinco años, la pregunta es ¿nos vamos a quedar etiquetados en una profesión?¿podemos permitirnos esa osadía?

La evolución del profesional no debe ser sólo vía contenido. Hoy Internet es un repositorio gigante de calidad para mejorar tus conocimientos. Pero el gran salto de la transformación personal serán las skills. Tener en el radar esas competencias que se van a demandar será el primer punto a tener en cuenta. Saber desarrollarlas será el paso definitivo.

Y tú, ¿qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>